Pasar al contenido principal

Proyectos

Masseria Antonio Augusto

colocada bajo de proyectos

Antonio Augusto se mudó a Bélgica con su familia cuando era un niño, pero se prometió que algún día volvería a su Puglia natal. Cuando su hijo, Raffaele Vetrugno, descubrió una antigua masseria en la provincia de Lecce, pudo cumplir el sueño de su padre: convertirla en un hotel idílico y bautizarlo con el nombre de su progenitor.

Tras una cuidada restauración, Raffaele Vetrugo ha conseguido un hotel boutique tranquilo y sutilmente lujoso. Tanto en el interior como en el exterior destaca el mejor diseño contemporáneo belga, además de una acertada combinación de piezas de Tribù.

«El estilo de Tribù complementa perfectamente el diseño contemporáneo de la masseria y la auténtica belleza del antiguo edificio. El carácter lujoso de los espacios interiores y exteriores, creado a partir de una mezcla de diseño belga y arte contemporáneo, desprende la misma elegancia y atención al detalle que el discreto lujo de Tribù». – Raffaele Vetrugno, propietario de la Masseria.

Una masseria es una granja tradicional fortificada. La arquitecta belga Valerie Van der Put fue la encargada de transformar el edificio de piedra en un hotel boutique de nueve habitaciones y un spa. Su espectacular piscina está decorada con las tumbonas y los faroles Kos de Tribù bajo las palmeras. La tumbona Tosca y un llamativo sofá cama Pavilion crean un ambiente relajado junto con varias sillas CTR y una mesa Branch.

El mobiliario de Tribù sigue el mismo estilo en el interior de la masseria, colocado contra las paredes blancas y aprovechando los suelos de piedra pulida y mármol travertino mate. En el salón, el sofá Tosca de Tribù y los sillones de lino trenzado, los sillones club CTR, los pufs de exterior y la mesa de centro en forma de T ofrecen comodidad y un estilo contemporáneo con acabados de gran belleza y sutiles matices.

El comedor lleva el jardín al interior con altas y exóticas plantas de maceta. Los sillones Mood y la mesa Vis à Vis encajan perfectamente en este ambiente natural con sus respaldos tejidos y sus cálidas estructuras de teca.

La antigua bodega se ha convertido en un spa minimalista y relajante, el lugar ideal para relajarse en las tumbonas Vis à Vis de Tribù. Sus estructuras de teca son muy duraderas y resistentes a la humedad, y las fundas de tela no absorben los aceites esenciales, las cremas ni los perfumes.

Los huéspedes pueden reservar una habitación o reservar toda la Masseria Antonio Augusto para una fiesta íntima con la familia y los amigos donde se mezcle el estilo con el confort y el lujo.

top